jueves, diciembre 7, 2023
InicioEconomíaSergio Massa busca acelerar el ingreso de dólares para llegar a las...

Sergio Massa busca acelerar el ingreso de dólares para llegar a las elecciones sin devaluación ni recesión

“La instrucción es que hagamos lo imposible por sostener la producción”, reconocen en el Ministerio de Economía. El BCRA perdió casi US$3000 millones en el primer trimestre en medio del efecto de la sequía y las reservas quedaron en mínimos. De ese stock dependen las importaciones y las expectativas del mercado.

El ministro de Economía, Sergio Massadejó atrás su gira en Washington para enfocarse en acelerar el ingreso de dólares frente a la fuerte sangría de reservas que generó la sequía. Por eso apuraron el desembolso del FMI mientras se afinan los detalles para lanzar este miércoles el “dólar agro”. La intención es construir un puente que permita llegar a las elecciones sin una devaluación que precipite un salto de la inflación y una recesión económica.

La palabra que más se escucha en el Palacio de Hacienda desde que llegó Massa en agosto es “estabilidad”, como un activo que puede ser determinante para una eventual candidatura, que por ahora se niega públicamente. En la cartera saben que la mayor deuda del Frente de Todos es la pérdida del poder adquisitivo de los ingresos, algo que se reflejó en la suba de la pobreza que informó esta semana el INDEC. Pero destacan que las variables de la economía no están en un espiral incontrolable, como parecían estar cuando asumió el ministro en medio de una crisis financiera y política.

Es por eso que en el Gobierno pidieron respaldo a sus pares de Estados Unidos frente al Directorio del FMI. Es sabido que ese apoyo es clave frente a las resistencias que suelen plantear algunos directores, como en el caso de Japón o Brasil.

La intención era asegurar la aprobación de la cuarta revisión, el desembolso de US$5400 millones y la flexibilización en las metas de acumulación de reservas para 2023. El organismo confirmó este último viernes los tres ítems y reclamó acelerar el ajuste fiscal.

En Economía afirmaron a TN que ese criterio de evaluación se reducirá en cerca de US$3500 millones para el primer trimestre y de US$2000 millones para el acumulado del año. Pero en el mercado ponen en duda el cumplimiento en ambos casos.

Es que la sangría de reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) es la más alta para un primer trimestre desde que se tiene registro, incluso por encima del 2018. Desde la consultora Romano Group detallaron que la entidad vendió en el mercado de cambios US$2993 millones en lo que va de 2023 con un promedio diario de US$48 millones.

El economista de EconviewsAlejandro Giacoia, detalló que con el giro del FMI las reservas netas cerraron el mes pasado en torno a los US$2300 millones frente a los US$7825 millones que marcaba la meta original del Fondo para el primer trimestre. Así, el alivio del objetivo puede no ser suficiente para evitar el pedido de un waiver. El panorama empeora si se tiene en cuenta que en abril hay un vencimiento con el organismo por US$2655 millones.

El BCRA está muy por debajo de la meta original de reservas pactada con el FMI para el primer trimestre
El BCRA está muy por debajo de la meta original de reservas pactada con el FMI para el primer trimestre

Más allá del acuerdo, el principal talón de Aquiles del Gobierno es el poco stock de divisas para hacer frente a las importaciones que se destinan a la producción. Esto complica la buena relación que mantiene Massa con el círculo rojo por la administración del comercio exterior, que este viernes sumó un nuevo capítulo.

El Grupo de los 6 (G6) que conforman las principales cámaras empresarias locales se quejó el viernes a través de un comunicado por un cambio impositivo con el que AFIP quiere sumar casi $1 billón en recaudación, pero también aprovecharon para señalar de forma velada el cepo importador. “Las medidas impositivas o de otra índole que dificultan o encarecen el acceso a bienes e insumos necesarios para la producción, deberían ser revisadas”, apuntaron. Este domingo se sumó la poderosa Asociación Empresaria Argentina (AEA) con una crítica similar a la que sumaron un señalamiento por el caso Edesur.

No es un secreto que el principal objetivo es evitar un salto del tipo de cambio y sostener la actividad económica. El secretario de Industria, José de Mendiguren, lo resumió en diálogo con TN durante el lanzamiento del Plan Argentina Productiva 2030: “Agotamos todas las opciones porque no queremos una devaluación y la instrucción es que hagamos lo imposible por sostener la producción”. En paralelo, desde que se puso en marcha en octubre de 2022 el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), la economía mantiene una tendencia de desaceleración.

Es por eso que el equipo de Massa trabaja a contrarreloj con los representantes del agro para tener listo un nuevo dólar para las exportaciones que rondará los $300 para impulsar el ingreso de divisas. Fuentes oficiales confirmaron qu el anuncio será recién el miércoles. Un cálculo oficial preliminar proyectó un ingreso de US$15.000 millones entre el segundo y tercer trimestre. Aún resta saber cuánto mejora ese esquema la recaudación que se perderá por las inclemencias climáticas.

El éxito de la medida puede dar aire a la actual restricción externa, en el marco de las advertencias de los economistas por efecto en la emisión monetaria y porque lo que se liquide en dicho período no ingresará a fin de año. “Esto no genera nuevos dólares, sino que te los adelanta”, sintetizó el jefe de research de Ecolatina, Santiago Manoukian.

En el mismo sentido va la venta de bonos que realizarán los organismos públicos: sumar poder de fuego para llegar a las elecciones sin sobresaltos en el mercado cambiario. En Economía consideran que en las expectativas de devaluación se encuentra la explicación de la aceleración de la inflación.

Fuente: TN

ARTICULOS RELACIONADOS