sábado, marzo 2, 2024
InicioPolíticaTres referentes de diferentes ámbitos políticos y sociales coincidieron en su postura...

Tres referentes de diferentes ámbitos políticos y sociales coincidieron en su postura crítica respecto del fallido proyecto de Renta Hídrica

Tres referentes de distintos espacios de la política y la sociedad coincidieron al exponer su mirada crítica respecto del proyecto de Renta Hídrica, impulsado por los diputados Rafael Williams y Carlos Mantegna, y el asesor del bloque del PJ, Ricardo Bestene, cuyo tratamiento “express” previsto para el lunes,  finalmente no se concretó a instancias del Poder Ejecutivo.

En diálogo con “El Interruptor”, programa emitido por Radio Sónica y conducido por el periodista Ramiro Outeda, el Director del Instituto de Investigaciones Históricas y Sociales de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Gonzalo Pérez Álvarez, consideró que la provincia y el conjunto de la sociedad debería plantearse  ¿qué nos deja Aluar en términos de todo lo que el estado le ha aportado?

En ese sentido explicó que Aluar “única empresa de capital concentrado que está en la Patagonia Argentina en términos industriales, se originó mediante una enorme inversión estatal por los años 70, donde el 85% del aporte fue realizado por el Estado Argentino y, según Hipólito Solari Yrigoyen, quien publicó en 1976 un texto llamado “El escándalo de Aluar”, Fate que es la empresa originaria que después se constituye en el grupo Aluar, invirtió apenas el 11% del total”.

Hizo notar que pese a esa magra inversión “hasta el presente se ha quedado con las ganancias, ha dirigido la fábrica y además ha ido generando una concentración aguas arriba y aguas debajo de todo el proceso productivo”.

Destacó que en documentos internos de la empresa, “ Aluar constantemente señala que en realidad es una embajadora de energía”, en tanto que en otro documento consigna que “la producción de aluminio demanda una gran cantidad de energía. La electricidad utilizada en la planta de  Puerto Madryn equivale a las necesidades eléctricas de una ciudad con más de un millón de habitantes”. De hecho la compañía es la mayor compradora industrial de energía del país.

“Entre los beneficios que desde su origen recibe Aluar del Estado Nacional, se cuenta nada más y nada menos que la creación de la represa Futaleufú y el interconectado eléctrico que atraviesa toda nuestra provincia, sin dejar nada en el camino, porque seguimos teniendo a los pueblos del interior con generadores a gasoil”, apuntó Pérez Álvarez.

En clara alusión al polémico proyecto de Renta Hídrica, relató que en los 90, en el marco del proceso de privatización vigente por entonces, Aluar compro el 59% de las acciones de  Hidroeléctrica Futaleufú, y sostuvo que “lo que hoy se quiere autorizar es que Aluar pueda comprar la totalidad, o gran parte de las acciones incluidas las que hoy tiene el Estado Chubutense. Y eso es terminar de regalar un recurso absolutamente estratégico y   terminar de consolidar un modelo donde Aluar sea la gran beneficiaria en nuestra provincia sin dejar casi nada”

“A casi 40 años de producción de Aluar, nosotros todavía no tenemos clústers metalmecánicos, no tenemos encadenamientos productivos, el aluminio se exporta en su enorme mayoría como aluminio líquido, no hacemos ollas, no hacemos llantas de vehículos, ni nada de las muchísimas cosas que podríamos hacer con el aluminio que produce Aluar en nuestra región generando trabajo local”.

Destacó “esta iniciativa absurda y muy llamativa,  va a contramano de lo que la provincia  necesita hacer, que es controlar de manera eficiente la producción energética, asegurar su distribución, que llegue a los pueblos del interior y que las cooperativas tengan posibilidades de autosustentarse financieramente en términos reales”.

Finalmente hizo hincapié en que “Aluar es absolutamente monopólica. Es la única productora de aluminio primario en la Argentina. Si hay una empresa que realmente no necesita beneficios por parte del estado, es Aluar. Es una empresa eficiente, absolutamente beneficiada por su rol. Tiene demasiado poder en términos de mercado interno porque es la única productora de un insumo estratégico como lo es el aluminio”, y consideró que “el estado debería intentar que haya otra empresa porque implica mucho poder que una sola empresa maneje la producción de aluminio. Hay muchísimas actividades industriales, de fabricación de envases, de elementos para la construcción y muchas otras, que dependen de que si Aluar quiere producir o no, o si quiere vender en el mercado interno o exportar toda su producción. Todo eso ni siquiera lo regulamos como estado a nivel nacional ni provincial”.

Por su parte, el diputado nacional Matías Taccetta, consideró que lo ocurrido con el proyecto de Renta Hídrica es un ejemplo de “legislar de espaldas al pueblo”, algo similar a lo que sucedió “el año pasado con la zonificación minera. Por eso hablo de legislar de espaldas al pueblo”.

“El proyecto que me habían acercado sobre la renta hídrica, permitía la venta del paquete accionario de la provincia. No quiere decir que se va a vender, pero ya el  permiso para hacerlo es un alerta más que importante. Y no nos podemos desprender de lo que tanto nos cuesta a los chubutenses”, dijo.

Finalmente sostuvo que “tenemos que defender a la provincia y a todos los chubutenses. Y si estamos en el sector público, en el gobierno o somos legisladores tenemos que priorizar a los chubutenses, y no regalar el patrimonio que tenemos como provincia”.

El dirigente y congresal justicialista Miguel “Cone” Díaz, enfatizó en que “nosotros somos peronistas y los peronistas tenemos una historia y un apego a que los recursos estratégicos, sobre todo los energéticos que tenemos en nuestro país, los tenemos que administrar nosotros, porque eso tiene que ver con una visión de desarrollo, de crecimiento y de contar con los recursos para que el pueblo tenga una mejor calidad de vida y para sentar las bases de la producción y el trabajo”

“Tenemos la posibilidad de discutir como partido Justicialista, y lo vamos a plantear formalmente en los congresos y consejos que se den, de que este partido debe tener una posición clara, que es la de gestionar y exigir a nuestros legisladores, intendentes, referentes políticos, sindicales y sociales, que gestionemos y que avancemos para lograr la cesión de la administración definitiva, total y plena de Hidroeléctrica Futaleufú a la provincia del Chubut”, expresó.

En tono crítico, indicó que “de pronto nos encontramos con estos proyectos que son privatistas, de corte menemista, que no tendrían nada de malo si de fondo tuvieran un beneficio para todos los chubutenses. Pero este es un proyecto nocivo, es  de un modelo que el peronismo históricamente ha rechazado”. Y el peronismo no puede permitir esto y  tampoco, que es lo peor, lo más aberrante, es que los diputados de este espacio político no pueden promover este tipo de proyecto, que va en contra de nuestra historia, en contra de nuestra doctrina, en contra del pueblo”.

Por último, aseveró que “en lo que hay que plantarse en este momento, no  es en que se cayó ayer el proyecto porque se generó un rechazo masivo, sino en que a este proyecto hay que tirarlo al tarro de la basura porque no sirve. Hay que aprender de lo que pasó con el proyecto de zonificación minera y entender que no se puede seguir tirando de la soga. No hay que tensar más, y estas cuestiones de entrega de recursos estratégicos tensan la situación”.

ARTICULOS RELACIONADOS